Manual de minimización en galvanotecnia

(Parte I)

Revista N.º 8 

1.er trimestre 2001

AIMME

 


1. INTRODUCCIÓN

Para mantener o incrementar el actual nivel de desarrollo con el mínimo coste medioambiental es necesario aprovechar al máximo los recursos de los que se hace uso, esto es desarrollo sostenible. Aplicado a la empresa será una realidad únicamente cuando los métodos de producción adoptados por las industrias cambien, generando menos residuos y emisiones que los procesos industriales tradicionales.

Los cambios en los métodos de producción no implican necesariamente grandes inversiones, puesto que un perfeccionamiento en la operación y mantenimiento de los procesos puede conducir a una reducción drástica de los niveles de contaminación, esto es lo que se denomina reducción en el origen, es decir, reducir la contaminación antes de que se produzca.

Además de la reducción en el origen, las tecnologías denominadas limpias o de reciclaje pueden permitir minimizar la contaminación, incluyendo una minimización económica del impacto ambiental.

La experiencia demuestra que la reducción del nivel de emisiones y residuos, bien por reducirlos en el origen, bien por la implantación de tecnologías limpias, puede llevar asociado importantes ahorros de costes, así como mejoras en la calidad, ya sea del proceso o del producto acabado.

El presente manual pretende ser una herramienta de trabajo que permita a las empresas plantearse posibles opciones de minimización económica asociadas a la minimización medioambiental, con lo cual se conseguiría enmarcarse en el denominado "desarrollo sostenible".

El contenido del manual se divide en siete bloques, los tres primeros introducen el manual y enumeran los objetivos del mismo, los otros cuatro bloques describen cada una de las opciones de minimización, subdividividas en:

• Substitución y/o modificación de materias primas.

• Modificación del proceso productivo.

• Buenas prácticas medioambientales.

• Tecnologías de reciclaje.

El manual se concibe como un complemento a aquellas publicaciones que permiten realizar un Plan de minimización, como el Manual Media. Estas publicaciones son muy útiles para la ejecución de dicho Plan pero suelen ser de carácter muy horizontal, de tal forma que no permiten identificar las oportunidades de minimización que tiene una actividad industrial en particular. Es aquí donde se muestra útil el presente manual, de tal forma que tales oportunidades se concretan en actuaciones claras y fácilmente evaluables económicamente dentro del sector de la galvanotecnia.

 

2. OBJETIVOS

Los objetivos del presente manual se enmarcan dentro de tres áreas fundamentales en el ámbito medioambiental:

— Información.

— Concienciación.

— Divulgación.

Los objetivos están dirigidas al mundo empresarial, y son las siguientes:

1. Informar de la existencia de prácticas y alternativas de minimización de residuos y vertidos con un coste asumible por la pequeña y mediana empresa.

2. Concienciar al empresario de que un comportamiento medioambiental correcto no supone un gasto añadido al producto fabricado, sino todo lo contrario, un ahorro de materias primas y de gestión de residuos/vertidos.

3. Divulgar el manual como una herramienta de ayuda con el fin de facilitar la toma de decisiones tendentes a la implantación de un plan de minimización.

Para conseguir los objetivos citados, el manual se ha estructurado de forma clara y sencilla, sin que por ello deje de contener la información técnica necesaria para la correcta implantación de cada una de las opciones de minimización que se plantean.

 

3. CLASIFICACIÓN DE LAS TÉCNICAS DE MINIMIZACIÓN

3.1. Objetivo de las técnicas de minimización

En un proceso galvánico existen varios puntos donde se pierde materia prima. Teniendo como referencia un proceso standard donde se incluye un baño galvánico y su correspondiente enjuague.

La minimización o prevención tiene como objetivo principal el desarrollo de técnicas de reducción de estas pérdidas en la misma fuente donde se generan, evitando así que pasen a formar parte de la contaminación presente en las emisiones, vertidos y residuos. La aplicación de estas técnicas permiten a la empresa la obtención de beneficios económicos mediante la reducción de la contaminación.

A continuación se detallará el origen de las pérdidas producidas en un proceso galvánico.

3.2. Pérdidas sistemáticas

Estas pérdidas son de varios tipos:

• Vaciado total o parcial de baños agotados.

• Pérdidas por arrastres del baño en las aguas de enjague.

• Pérdidas por evaporación de los baños.

• Pérdidas por fugas y derrames.

• Limpieza de materiales.

• Limpieza de equipos, filtros, ánodos, etc.

• Depuración de baños de trabajo.

La evaluación de estas pérdidas puede ser efectuada a partir de las cantidades de productos químicos consumidas, las cuales dependen de los siguientes factores:

• Modo operacional.

• Condiciones operativas.

A pesar de la gran diversidad existente de procesos productivos, se pueden establecer valores representativos de tasas de pérdidas para distintos baños de tratamiento:

3.3. Pérdidas accidentales

Estas pérdidas son, por definición, difíciles de cuantificar. Provienen de accidentes, como por ejemplo:

• Perforación de una cuba de trabajo.

• Desbordamiento de una cuba de trabajo.

• Contaminación de un baño por falsa maniobra (adición de un

producto indeseable).

• Fugas en conducciones.

• Sinfonado de la cuba.

A partir de estos hechos, es posible distinguir dos grandes tipos de vertidos:

a) Vertidos concentrados.

—  Vaciado de los baños concentrados.

—  Vaciado de los lavadores de gases.

—  Depuración de baños (limpieza de ánodos, etc.).

b) Vertidos diluidos.

—  Aguas de enjuague de las piezas.

— Aguas de lavado de la planta.

3.4. Pérdidas producidas en el almacenamiento

y manipulación de las materias primas

No se puede olvidar que los productos químicos, antes de ser empleados en la cadena de tratamiento de superficies, pueden ser en origen una fuente potencial de contaminación:

• Durante su almacenaje.

• En su manipulación.

• En la gestión de los envases.

A continuación se exponen los principales riesgos de contaminación:

3.5. Clasificación de las técnicas de minimización

Una clasificación de referencia obligada de las técnicas de minimización que pueden ser aplicadas por las industrias para la consecución de sus objetivos medioambientales, es la dada en el Manual MEDIA, publicado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y que se refleja en la figura que se adjunta.

MEDIA son las iniciales correspondientes a Minimización Económica del Impacto Ambiental, tema genérico abordado por dicho Manual. La publicación se encuadra en el marco de la iniciativa EUREKA, programa europeo de cooperación en el ámbito de la investigación y desarrollo orientado al mercado. El manual se concibe como una herramienta que permite a las empresas desarrollar medidas, técnicas y procedimientos tendentes a la prevención de la contaminación, ayudando al empresario a considerar el aspecto medioambiental como un factor más de competitividad dentro de su estrategia empresarial.

Es muy importante aplicar las técnicas en el orden que se indica en la tabla, estudiando primero las posibilidades de reducción en la fuente, intentando después el reciclaje interno, y utilizando el reciclaje externo únicamente en caso de que los dos anteriores no sean factibles.

A continuación se introduce de forma breve cada una de las opciones de minimización, de acuerdo con el Manual Media, sirviendo de base para la estructura del presente manual.

A) Técnicas de prevención (reducción en origen)

Son técnicas basadas en la minimización de la cantidad y/o peligrosidad de las emisiones y residuos en la misma fuente donde se generan mediante alguno de los sigueintes métodos:

• Utilización de materias primas sin contaminantes o con una menor proporción de éstos: Supone la sustitución una materia prima con un potencial alto de contaminación por otra con prestaciones técnicas similares, pero que su utilización suponga un menor impacto medioambiental. Otra opción es la purificación de la materia prima con el objeto de alargar su vida útil (muchas veces se puede exigir al proveedor que nos suministre el producto con su mayor grado de pureza).

• Modificación del proceso productivo: Se trata de cambios en la tecnología, de procedimiento, sustitución de equipos y maquinaria, segregación de flujos de residuos, mejoras en la gestión de materias, etc.

• Alteraciones en los equipos auxiliares (calderas, compresores, generadores de vapor, etc.) o modificación de actividades complementarias al proceso productivo (mantenimiento, limpieza de instalaciones, depuración de materiales, etc.).

• Sustitución o modificación del producto por otro alternativo compatible con el actual, o incluso con ventajas desde el punto de vista del mercado. El cambio debe suponer una menor generación de emisiones y residuos.

B) Técnicas de reciclaje en el emplazamiento

Son técnicas basadas en el reciclaje del residuo o emisión dentro de la propia instalación, existiendo varias alternativas:

• Empleo del residuo como materia prima en el mismo proceso de fabricación o en otro proceso.

• Recuperación de algún material que forme parte del residuo y que pueda ser utilizado dentro del emplazamiento.

• Utilización del residuo para diferentes aplicaciones útiles dentro de la empresa.

Cuando las dos primeras alternativas no son variables, se plantea una tercera opción, reciclaje externo, que ofrece dudas acerca de si cabe ser considerada dentro del ámbito de la minimización o no, pero en cualquier caso, es la única alternativa actual que puede escoger una empresa cuando el resto de opciones de minimización han sido rechazadas.

 

C) Técnicas de reciclaje externo

En este caso los residuos son retirados por una empresa externa, existiendo dos modalidades:

• El residuo es útil como materia prima o segunda materia en una empresa externa, la cual está dispuesta a pagar dinero por él. En este caso, el residuo o emisión se convierte en un subproducto que es vendido a dicha empresa. Las bolsas de residuos son muy útiles para encontrar un posible comprador de los mismos.

• Se paga a un gestor de residuos para que lo retire y lo trate o regenere en sus instalaciones.

 

AIMME


Revista Número 8
I trimestre 2001

Manual de minimización en galvanotecnia